He practicado catorce horas diarias durante treinta y siete años y ahora me llaman genio
Pablo Sarasate

El 21 de agosto de 1956 la Diputación Foral de Navarra creó el Conservatorio Navarro de Música Pablo Sarasate. En la iniciativa del proyecto estuvieron implicadas destacadas personalidades de la propia Diputación, músicos navarros como Martín Lipúzcoa y, de manera muy significativa, el empresario Félix Huarte y el compositor tudelano Fernando Remacha (1898-1984), que fue su primer director.

El Conservatorio de Música Pablo Sarasate comenzó su andadura en la sede de la antigua Escuela de Música de Pamplona (en la actual plaza del Vínculo). En el año 1963 tuvo lugar la inauguración de una nueva sede en la calle Aoiz, proyecto del arquitecto Fernando García Mercadal, y que fue el primer edificio concebido y destinado específicamente para la formación musical. En 1966 el centro se convierte en conservatorio profesional.

Durante la época de dirección de Fernando Remacha (1957-1973), nuestro centro fue una referencia importante para el resto de los conservatorios.

La organización de cursos que contribuyeron a difundir en España métodos musicales nuevos –como por ejemplo la “Pedagogía Orff”-, o la celebración de las Semanas Gregorianas de Pamplona -acontecimiento al que acudieron como profesores las más importantes personalidades de prestigio internacional-, son un reflejo de la trayectoria del que durante años fue el único conservatorio de Navarra.

En octubre de 1990 se establece por primera vez la separación entre los conservatorios superiores y los elementales o medios, lo que conlleva una escisión del centro durante el curso 2004-2005. La nueva sede – provisional- será el antiguo Palacio del Conde de Ezpeleta, en la calle Mayor de Pamplona, y ya dentro del marco de la L.O.E. el Conservatorio Profesional “Pablo Sarasate” de Pamplona asume su actual denominación.

Con el comienzo del curso académico 2011-2012 el conservatorio se traslada a la Ciudad de la Música, donde dispone de espacios propios e independientes, aunque compartiendo dotaciones, como el Auditorio o la Biblioteca, con el Conservatorio Superior de Música de Navarra, también trasladado a este complejo.

El 21 de agosto de 1956 la Diputación Foral de Navarra creó el Conservatorio Navarro de Música Pablo Sarasate.